¿Más info?

“La Nube” – Beneficios de trabajar con servidores en la nube

15 noviembre 2021

Cada vez son más las empresas que buscan mejorar su rendimiento optimizando y facilitando los procesos de gestión y su forma de trabajar, con el objetivo de incrementar su productividad y competitividad en el mercado. Muchas de ellas apuestan por la incorporación de nuevas tecnologías a su negocio ya que cumplen los objetivos que se proponen, siendo la tecnología Cloud una de las más demandadas. El almacenamiento en la nube consiste en guardar la información de una empresa en servidores externos a ella, permitiendo un alojamiento de los datos mucho más seguro y accesible para todo el personal de una organización.

La tecnología guardar la información en servidores “Cloud” viene acompañada de una serie de ventajas que proporcionan a la empresa mayor rendimiento, seguridad y flexibilidad, aumentando así su productividad.

Mayor flexibilidad

Gracias a la disposición de los servidores en la nube, las empresas pueden satisfacer cualquier demanda de manera inmediata. En el caso de la aparición de nuevas necesidades, el alojamiento de los servicios de la organización en los servidores remotos permite aumentar la capacidad en la nube.

Recuperación ante posibles pérdidas de información

Una de las mayores preocupaciones para las organizaciones es la imposibilidad de recuperar el almacenamiento perdido ante un percance en los servidores. Sin embargo, al disponer de los servicios en la nube, se realiza una copia exacta del servidor para evitar las consecuencias de una posible pérdida o, si la desaparición del trabajo y documentos es inevitable, poder solucionar los problemas que se presenten de forma rápida y eficaz.

Reducción de costes

Otro de los beneficios que proporciona el trabajo en la nube es una reducción de los costes de la empresa. El modelo de facturación que utiliza esta tecnología se basa en el pago por consumo, es decir, el precio final de los servicios en remoto dependerá de las necesidades de cada empresa y de la utilidad que le den a cada uno de sus servicios. Por tanto, los gastos iniciales que suponía el sistema tradicional se reducen considerablemente, siendo la inversión económica inicial mucho menor y eliminando los costes de actualización, mantenimiento y recuperación de los dispositivos empleados.

Facilidad de implementación

Disponer de los servidores en la nube no requiere la instalación previa de hardware y software ni una formación previa para poder empezar a trabajar, pues simplemente es necesaria una conexión a Internet. De esta manera, la implementación de esta tecnología es sencilla y ágil, al mismo tiempo que su utilización es intuitiva y simple.

Mejora del trabajo colaborativo

Al disponer de todos los documentos e información de la empresa en la nube, cualquier empleado puede acceder a ellos independientemente del lugar en el que se encuentre. Asimismo, permite trabajar sobre los mismos documentos y compartir las mismas aplicaciones de forma simultánea, facilitando, por tanto, el trabajo colaborativo.

Rapidez en la integración de servicios

La forma de integrar la tecnología Cloud con las aplicaciones existentes de una empresa se realiza de manera mucho más eficaz y rápida, sin importar la naturaleza de cada software ni si han sido desarrolladas de manera interna o externa.

Libertad de espacio y tiempo

Dos de las características principales de trabajar en la nube se convierten directamente en dos ventajas para las empresas. La eliminación de un único espacio y de un horario fijo para acceder a los documentos e información beneficia a la propia organización, además de a los empleados. Con los servidores remotos, se puede trabajar desde cualquier lugar sin necesidad de tener que desplazarse a las oficinas. Además, los datos están disponibles en cualquier momento del día, suprimiendo la limitación del acceso a ellos en horario de trabajo.

Aumento de la seguridad de la información

Se podría confirmar que la seguridad de la información es lo más importante para una empresa. Con la implementación de servidores en la nube, la preocupación por desastres externos (incendios, inundaciones, etc.) o internos (errores humanos, acceso no permitido, etc.) se elimina. Al disponer de los servidores en un entorno externo a la empresa, los datos y la información privada se mantiene a salvo gracias al sistema de copias de seguridad automatizado en la nube que se actualiza constantemente.

El trabajo y el almacenamiento en la nube permite que tanto la propia empresa como los empleados se beneficien de ello. Disponer de servidores remotos aporta seguridad, una mayor flexibilidad en cualquier ámbito y, además, mejora el trabajo cooperativo incrementando el rendimiento del personal de la organización.

Conclusión: El futuro de las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, está en la implementación de la tecnología Cloud. Ahora, uno de los principales objetivos de las empresas es la comunicación con sus clientes, y para ello se necesitan procesos internos mucho más sencillos y eficientes, así como una toma de decisiones rápida. Por eso, trabajar en la nube conllevará resultados muy positivos para el negocio tanto a corto como a largo plazo, satisfaciendo las necesidades de los clientes e incrementando la productividad general de la empresa.